MENÚ DEL BLOG

Traductor

lunes, 16 de octubre de 2017

NUEVOS ESCRITOS "FERMÍN (RELATO)"

Una de las cosas que más disfruto, independientemente de leer, es escribir, así que en esta tarde traigo para ustedes una nueva sección del blog en la cual compartiré con ustedes un poco más de lo que escribo, dando inicio con un relato que he titulado "Fermín", espero se animen a leerlo y me cuenten en los comentarios qué les ha parecido. ¡Saludos, lectores! 


FERMÍN

La mayor parte del tiempo se le veía solo. Caminaba sin rumbo fijo por las calles de la ciudad. Su cabello enmarañado le llegaba al hombro y su barba blanca lucía ya grisácea a causa de la mugre. Vestía un traje café tan gastado, que tenía hoyos en todas partes, pero sus botines negros los llevaba invariablemente brillantes. Cargaba siempre con una botella de whisky, aunque por extraño que parezca, nunca se le vio borracho.

En sí, era un mendigo. Un hombre como muchos de los que se llegan a ver en las grandes o pequeñas ciudades. Los encuentras en todos lados: en las iglesias, en las banquetas, fuera de los restaurantes, y alguna vez hasta apostados a la puerta de mi casa, ocasión en la que mi madre sacó la escoba y a voz en grito corrió a aquel intruso de la entrada.

Mi padre los calificaba como gente sin oficio ni beneficio, pero yo siempre creí que todos ellos tenían una historia que contar, aquella que los había llevado a pasar sus días de ese modo, lejos de todo y de todos, lejos de hasta la vida misma.

Así era Fermín. Bueno, en realidad no se llamaba así, pero para un niño de diez años, Fermín era tan adecuado como cualquier otro nombre. Lo veía habitualmente en el mismo lugar: en el parque que se ubicaba enfrente de la oficina de papá. Se sentaba en una banca cerca de la fuente, a la misma hora, sin importar si llovía o si el sol abrasaba.

Se decían muchas cosas de él,
 y cada vez que alguien lo mencionaba yo prestaba total atención, más aún que en mis clases de francés, y eso que la maestra me gustaba. Para mí, Fermín era un personaje grandioso y a los empleados de mi padre no les pasó desapercibida mi creciente fascinación. Fueron ellos los que me contaron parte de lo que había sido su vida, el resto, lo importante, lo supe directamente de él.

«Fermín no siempre fue mendigo», fue la primera verdad que llegó a mis oídos y me pareció increíble. Un hombre de mundo, de buena familia y con dinero. Para ser sincero no podía imaginarlo así, sentado en un auto de lujo mientras dirigía sus negocios. Ni siquiera me lo podía imaginar limpio, sin barba o con el cabello corto.

Después de saber eso, difícilmente podía despegar los ojos del parque. Seguía a Fermín con la mirada y a mi padre le molestaba. Decía que me gustaba perder el tiempo, pero fue él quien puso la idea en mi cabeza.

«¿Qué planeas? ¿Hacerte amigo de un mendigo?», fue lo que dijo, y el solo hecho de pensarlo revolucionó mis días. No sé si fui su amigo, a veces quiero creer que sí, o quizá solo lo hartó la mirada insistente de un niño y respondió a mis preguntas para que simplemente lo dejara en paz.

Comencé a bajar al parque todas las tardes cuando papá estaba en junta. Fingía estar entretenido con la fuente, con los pájaros que se veían en los árboles, con los demás niños que se divertían en los columpios o jugando a la pelota, pero indiscutiblemente estaba al pendiente de Fermín. Recuerdo que después de un tiempo comenzó a hablarme, en realidad no mucho, pues parecía gustarle el silencio, aunque lo poco que decía siempre me pareció importante.

Era un hombre sumamente inteligente, casi como mi padre, lo sabía por las palabras que utilizaba cuando hablaba, dado que algunas ni las entendía. A veces, me contaba de lugares que ni siquiera había escuchado nombrar. Describía absolutamente todo, y lo hacía despacio, concienzudamente, utilizando un tono de voz que solo después pude identificar como añoranza.

No pasó mucho tiempo en que mi padre se diera cuenta de que bajaba al parque a hablar con Fermín, y me prohibió rotundamente el seguir haciéndolo. Fue la primera vez que me sentí verdaderamente triste. No obstante la prohibición, decidí despedirme de él y hacerle una última pregunta: «¿Qué lo había llevado a vivir así?». La mente de un niño consideraba inconcebible que un hombre con dinero y cultura fuera un simple mendigo.

Aquella tarde en que lo vi por última vez, llovía a cantaros. Corrí por el parque envuelto en un impermeable amarillo hasta llegar a donde estaba, y aun hoy, la frase que pronunció sigue resonando en mi memoria. Fue una respuesta profunda, propia de un hombre que ha dejado ir toda esperanza, aunque no apta para que un niño la entendiera.

Lo que en esa tarde trató de explicarme cobró sentido mucho tiempo después, cuando pude entender las vicisitudes de la vida. Ahora, que soy un adulto, sobra decir que las palabras de Fermín siguen haciendo eco en mis días.

Me habló de la única cosa que puede llevar a un hombre a lo más alto del cielo y al mismo tiempo sumergirlo en un pozo sin fondo. Lo que me dijo fue: «Fui dueño del amor y lo perdí».

Lila Tenorio.

viernes, 6 de octubre de 2017

RESEÑA "UN MONSTRUO VIENE A VERME - PATRICK NESS"


Título: Un monstruo viene a verme.
Autor (a): Patrick Ness.
Idea original: Siobhan Dowd.
Editorial: Nube de Tinta.
Fecha de publicación: marzo 2014.
Número de páginas: 208.
Compra en: Amazon (papel o Kindle) / Gandhi (papel o eBook) / Porrúa (eBook) 

SINOPSIS

Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de su pesadilla, esa que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el tratamiento, la de la oscuridad y el viento y los gritos... Este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: quiere la verdad.

Patrick Ness hila esta historia a partir de una idea original de Siobhan Dowd, quien no pudo escribirla debido a su prematura muerte a causa del cáncer. Un monstruo viene a verme, publicado en diecisiete países y merecedor del Premio Nacional Galaxy, votado por libreros, y del Premio The Red House, cuyo jurado está compuesto por niños es, además, el primer libro en ganar, al unísono y en 2012, dos de los premios más prestigiosos del Reino Unido: la Medalla Carnegie al mérito literario y la Medalla Kate Greenaway al mérito artístico a las maravillosas ilustraciones de Jim Kay. 

MI OPINIÓN
(Sin spoilers)

Qué tal, lectores, llevo algunos días desaparecida, pero hoy vuelvo con esta reseña y en la siguiente semana planeo ponerme al corriente y actualizar varias secciones del blog que he tenido algo abandonadas.

Seguramente ya conocen este libro, quizá ya lo leyeron o tal vez han visto su adaptación cinematográfica. "Un monstruo viene a verme" de Patrick Ness, es un libro cuya lectura llevaba posponiendo varios días, siempre me decía que comenzaría a leerlo y no lo hacía, pero una vez me decidí a tomarlo me atrapó de inmediato.

Es justo iniciar haciendo mención que la idea original del libro es de "Siobhan Dowd", quien a pesar de tener los personajes, una premisa y un comienzo, debido a su muerte a causa del cáncer que padecía, evitó que pudiera llevarla a su realización, una escritora que no conocía, pero que sin duda habré de leer su trabajo. Así las cosas, fue Patrick Ness quien se encargó de dar forma a esta maravillosa idea y, a mi parecer, efectuó la labor con maestría y éxito, siendo galardonado con el Carnegie Medal y el Greenway Medal en el 2012, por el libro infantil/juvenil más destacado, premios otorgados también a su ilustrador Jim Kay.  

La historia se centra en Conor O'Malley, un niño de trece años que despierta en mitad de la noche después de una pesadilla recurrente, para encontrarse en el patio trasero de su casa con un monstruo enorme hecho de ramas y hojas con forma humana, mas sin embargo, tal y como puede leerse en la sinopsis del libro, no es el monstruo que él esperaba, el de sus pesadillas, sino que éste ha venido para que Conor le cuente una historia, para que le cuente su verdad.
"El monstruo apareció pasadas las doce de la noche. Como hacen todos los monstruos.
Conor estaba despierto cuando el monstruo llegó.
Acababa de tener una pesadilla. Bueno, una pesadilla no. La pesadilla. La que tenía tantas veces últimamente. La de la oscuridad y el viento y los gritos. La pesadilla en la que unas manos se escapaban de las suyas por muy fuerte que las sujetara. La que acababa siempre con…"
Al ser un libro dedicado al público infantil/juvenil, el lenguaje utilizado por el autor es muy sencillo, está narrado en tercera persona y son apenas 208 páginas, por lo que se lee con rapidez, además de que la historia engancha desde el primer momento y está plagado de bellas frases que incitan a la reflexión.
"—No lo entiendo. ¿Aquí quién es el bueno?
—No siempre hay un bueno. Ni siempre hay un malo. Casi todo el mundo está en algún punto intermedio."
"—Hijo —dijo su padre inclinándose hacia delante—. Las historias no tienen siempre un final feliz.
Eso lo desconcertó. Porque era verdad, no siempre acababan bien. El monstruo se lo había enseñado. Las historias eran criaturas salvajes, muy salvajes, y salían disparadas en la dirección que menos esperabas."
Cuando hago una reseña, siempre procuro nunca revelar muchos detalles del libro, a fin de que sea una grata sorpresa para quien decida adentrarse entre sus páginas, pero lo que sí puedo decir es que en "Un monstruo viene a verme", nos encontraremos con una historia entrañable, que conmueve, que nos habla de las dificultades que atraviesa un niño ante los problemas de salud de su madre, de su manera de enfrentarlos, que nos habla de soledad, de desesperanza, de la necesidad de sentirse aceptado o normal de nuevo, del miedo ante lo inevitable o ante el futuro, es un libro muy humano lleno de ternura que cautiva en cada página. 
"—No pienses más en eso, Conor O’Malley —dijo el monstruo con ternura—. Esta es la razón por la que eché a andar, para contarte esto y que puedas curarte. Tienes que escucharme.
Conor tragó saliva de nuevo.
—Te escucho.
—Tu vida no la escribes con palabras —dijo el monstruo—. La escribes con acciones. Lo que piensas no es importante. Lo único importante es lo que haces".
Imagen realizada para anunciar la reseña en mi cuenta de Instagram. 
Los invito a seguirme (@lilatenorio7)

En conclusión: Un libro que, aunque pequeño, guarda entre sus páginas una grandiosa historia, sin duda alguna uno de esos libros destinados a quedarse en la memoria, con una historia agridulce, muy bien contada, y con un desenlace que, aunque triste, resulta preciso y también hermoso, en definitiva lo incluyo en lo mejor que he leído en lo que va del año, por lo que recomiendo al cien por ciento su lectura.   

Mi puntuación:
5/5
IMPRESCINDIBLE
--------------------------------------------------------------

Sobre el autor (a): Patrick Ness (1971) es un escritor, periodista y conferenciante estadounidense que se trasladó a Londres a los 28 años y cuenta con la doble nacionalidad británica y estadounidense. Se le conoce por sus libros para jóvenes como la trilogía "Chaos Walking" y "Un monstruo viene a verme".

Ness ganó el premio anual Medalla Carnegie de los bibliotecarios británicos tanto en 2011 y en 2012, por "Monster of Men" y "Un monstruo viene a verme", por considerar a cada uno de ellos como el mejor nuevo libro publicado en Gran Bretaña para niños o jóvenes.​ Es uno de los siete escritores que han ganado dos Medallas Carnegie (nadie ha ganado tres) y el segundo que las gana consecutivamente.

--------------------------------------------------------------

Idea original: Siobhan Dowd (1960-2007) fue una escritora anglo-irlandesa, autora entre otras de la novela de misterio "A Swift Pure Cry", murió por cáncer de mama el 21 de agosto de 2007, a la edad de 47 años. 

En Gran Bretaña, fue cofundadora de un programa destinado a que escritores y poetas visiten escuelas de zonas deprimidas, cárceles, reformatorios y proyectos sociales. Poco antes de la muerte de Dowd se creó el Siobhan Dowd Trust, desde el cuál se invertirán todos los beneficios generados por su obra para asistir a niños desfavorecidos con problemas de lectura.

Es autora también de tres novelas más: "The London Eye Mistery", "Bog Child" y "Solace of the Road", las dos últimas publicadas después de su muerte.

Lila Tenorio.

jueves, 14 de septiembre de 2017

RESEÑA "EL LIBRO DEL CEMENTERIO - NEIL GAIMAN"


Título: El libro del cementerio.
Autor (a): Neil Gaiman.
Editorial: Roca Editorial.
Fecha de publicación: 2009.
Número de páginas: 293.
Compra en: Amazon (papel o Kindle) / Gandhi (papel) / Porrúa (eBook) 

SINOPSIS

Escuchad esta trágica historia: una familia que duerme, un asesino sin compasión y una criatura aventurera, un huérfano que escapa de la muerte. ¿O no? 

El pequeño escapa del peligro y consigue gatear hasta lo más alto de la colina. Detrás de la valla que se encuentra, existe un lugar oscuro y tranquilo, un cementerio lleno de una vida especial. El niño es recibido allí donde los muertos no duermen y todos los que allí habitan deciden brindarle su protección, porque fuera, tras la valla que separa a la ciudad de sus fantasmas, el asesino vil espera pacientemente. 

El niño sin padres, sin lugar en el mundo, sin nombre, será acogido por los espíritus amables, que hacen un pacto para protegerlo. Lo llamarán Nadie, porque no se parece a nadie más que a sí mismo. Será Nad para sus “padres”, Nad para sus compañeros de juegos, niños que nunca más crecerán, Nad para su mentor. Y Nadie para el hombre que lo busca para matarlo.

«El libro del cementerio es infinitamente imaginativo, narrado con maestría y como Nad mismo, demasiado inteligente para pertenecer a un solo público: este libro es para todos. Te encantará a morir.»

MI OPINIÓN
(Sin spoilers)

Buenas tardes, lectores, el día de hoy les traigo la reseña de este libro del escritor inglés Neil Gaiman. “El libro del cementerio” fue ganador de la Medalla Newberry a la mejor novela juvenil estadounidense, Premio Hugo a la mejor novela, Premio Locus a la mejor novela para jóvenes adultos, todos ellos en el año 2009.

La historia se enfoca en un niño huérfano que tras el asesinato de su familia se refugia en el cementerio que se ubica cerca de su casa, y es allí donde los habitantes nada singulares de ese lugar deciden protegerlo y darle cobijo, pues más allá de las puertas del cementerio lo espera con paciencia un asesino vil, dispuesto a todo para encontrarlo y dar fin a lo empezado con su familia.
“El niño salió de la casa con paso vacilante, mientras la niebla se le enroscaba alrededor, recibiéndolo como se recibe a un amigo después de muchos años sin verlo. Al principio echó a andar con inseguridad, pero poco a poco se afianzó y, aunque bamboleándose, caminó más deprisa colina arriba.”
Bajo este argumento, Neil Gaiman nos transporta a un mundo de fantasía que me ha encantado, un lugar lleno de magia y personajes inolvidables con los que me he pasado un par de tardes leyendo ávida y placenteramente.
“Y cuando ya parecía que todos los habitantes del cementerio iban a lanzarse a sacarle semejanzas al niño con parientes, vecinos o conocidos que llevaban siglos condenados al olvido, la señora Owens decidió zanjar la cuestión.―Este niño no se parece a nadie ―afirmó―. Nadie tiene una carita tan preciosa como la de mi bebé.―Pues lo llamaremos Nadie ―dijo Silas―. Nadie Owens.”
Nadie Owens es un niño encantador cuyos padres adoptivos son nada más y nada menos que un par de fantasmas que residen en el cementerio, y es así como este lugar termina convirtiéndose en su hogar, en su patio de juego, en el centro de sus aventuras; un lugar en el que encuentra cariño, apoyo, amistad y consejos, y cuyos habitantes se vuelven su única familia.

¿Se imaginan poder desaparecer a voluntad, volverse invisibles con sólo pensarlo, cruzar puertas sin necesidad de abrirlas, sólo por el hecho de ser un miembro honorífico de un cementerio? ¿Tener como amiga a una bruja, que tus profesores de historia te enseñen todo tal y como sucedió simplemente porque lo vivieron? Suena bastante bien, ¿no creen?

El personaje que más me ha gustado y al cual le he tomado más cariño ha sido Silas, un personaje excepcional, tutor de Nad y que es el encargado principal de educarlo, de enseñarle todo lo que debe saber tanto del mundo de los muertos, como el de los vivos, toda vez que eventualmente habrá de abandonar el primero para adentrarse a aquél al que realmente pertenece. Un apoyo, el mejor de los consejeros, pero sobre todo el mejor de los amigos, es lo que Nad encuentra en Silas, en definitiva un tutor que yo quisiera tener.

Una historia muy bien contada, el libro es bastante sencillo de leer y es fácil perderse en el mundo que describe Neil Gaiman, en el cual encontraremos toda clase de criaturas, tanto buenas como malas, y pasaremos junto con Nad situaciones peligrosas, terroríficas e inclusive enternecedoras.
“Pero entre el presente y el futuro estaba la vida; y Nad caminó a su encuentro con los ojos y el corazón abiertos de par en par.”
En conclusión: Un libro fácil de leer, con una narrativa sencilla se nos presenta una historia cautivadora y llena de magia que trae consigo personajes muy originales. Un libro para todas las edades que, en lo personal, he disfrutado mucho leyendo, por eso recomiendo su lectura.   

Mi puntuación:
4/5
RECOMENDABLE
--------------------------------------------------------------

Sobre el autor (a): Neil Gaiman (1960) es un autor inglés de historietas y escritor de fantasía. Su creación más famosa es la serie de cómics "The sandman". Es autor de varias novelas entre las que destacan "Coraline" y "Stardust", ambas llevados a la pantalla grande. Su último libro publicado es "Norse Mythology" (Mitología Nórdica), esto en el 2017, donde se narran antiguas leyendas nórdicas sobre la creación del mundo y otras cuestiones apremiantes protagonizadas por Odín; Thor, el dios que no es muy inteligente y tiene un martillo, y Loki, la deidad creadora de todos los problemas. 

Lila Tenorio.

martes, 5 de septiembre de 2017

RESEÑA "NO SOY UN MONSTRUO - CARME CHAPARRO"


Título: No soy un monstruo.
Autor (a): Carme Chaparro.
Editorial: Espasa.
Fecha de publicación: marzo 2017.
Número de páginas: 336.
Compra en: Amazon (papel o Kindle) / Gandhi (eBook) / Porrúa (eBook) / Planeta (papel o eBook) 

SINOPSIS

Si hay algo peor que una pesadilla es que esa pesadilla se repita. Y entre nuestros peores sueños, los de todos, pocos producen más angustia que un niño desaparezca sin dejar rastro.

Eso es precisamente lo que ocurre al principio de esta novela: en un centro comercial, en medio del bullicio de una tarde de compras, un depredador acecha, eligiendo la presa que está a punto de arrebatar. Esas pocas líneas, esos minutos de espera, serán los últimos instantes de paz para los protagonistas de una historia a la que los calificativos comunes, «trepidante», «imposible de soltar», «sorprendente», le quedan cortos, muy cortos.

Porque lo que hace Carme Chaparro en No soy un monstruo, su primera novela, es llevar al límite a sus personajes y a sus lectores. Y ni ellos ni nosotros saldremos indemnes de esta prueba. Compruébenlo.

MI OPINIÓN
(Sin spoilers)

Terminé de leer "No soy un monstruo" en la madrugada de hoy, exactamente a las 2:20 horas, lo sé porque al llegar a la última página miré el reloj, preguntándome qué tan tarde sería. Todos en mi casa dormían menos yo, quien pegada aun libro de 336 páginas, no pudo soltarlo hasta terminarlo.

Decidí leer este libro sin saber mucho sobre él, lo primero que me llamó la atención fue la portada, y la verdad es que hasta antes de leer la sinopsis no imaginaba que fuera un thriller, no sé muy bien lo que esperaba, pero su contenido me sorprendió.
"Hoy iba a intentarlo otra vez.No servía cualquier niño.Tenía que escoger muy bien. Si no, tantos meses de espera, tanto trabajo y tanto darle vueltas al plan en la cabeza no valdrían de nada.Ni lo que vendría después, claro. El éxito o el fracaso de todo dependía del niño que escogiera esa tarde".
"No soy un monstruo" es la novela ganadora del Premio Primavera de Novela 2017, que se entrega cada año desde 1997 y que constituye un prestigioso premio del mundo literario español e hispanoamericano, libro con el que hace su debut como novelista la periodista y presentadora de televisión española Carme Chaparro.

A través de capítulos cortos, enfocados en la perspectiva de los personajes principales: Ana Arén (inspectora jefa de la policía) e Inés Grau (periodista y escritora), y de algunos personajes que hacen su aparición en el momento justo (policías, hackers, civiles), se nos presenta una historia que trae consigo un cúmulo de emociones: tristeza, angustia, esperanza, zozobra, y cuya temática aunque es algo difícil de digerir, no por eso la hace menos adictiva.
"Hay algo que los ha arrastrado hasta aquí. Una extraña mezcla de culpa, dolor, rabia y espíritu de supervivencia. Es su último vínculo con la vida, porque todos ellos saben que estarían mejor muertos. Como yo. Aunque de eso aún no era consciente. No a estas alturas de la historia".
La narrativa de la autora es sencilla, precisa, con pocas palabras logra transmitir mucho al lector, y hace que compartas la angustia de los personajes, yo he llorado un par de veces, en parte por la crudeza que implica el tema central de la novela que es la desaparición de niños, pero más que nada porque la autora sabe expresarse muy bien, lleva de la mano al lector a cada escenario y situación que describe con la presteza de una experta.
"La comisaría de Ana Arén huele, además, a perversión. Las paredes desprenden un leve olor a viejo pillado pajeándose a las puertas de un colegio. El edificio se encuentra en una zona residencial —aunque cuando se construyó, hace sesenta años, estaba rodeado de chabolas—, con muchas escuelas y mucho arbusto para esconderse y mirar sin ser visto. Shhh, shhh, les susurraban los exhibicionistas a los niños cuando verlos pasar no era suficiente para excitarse y necesitaban que los chicos los mirasen. Cuanto más se asustaban los pequeños, más dura se les ponía. Así, así, así".
"Lucía fue incapaz de seguir. Todo el dolor que había estado conteniendo la desbordó como esa riada que se había llevado a su hijo. Mezcladas entre los sollozos solo se le entendían dos palabras, que ella repetía en bucle: treinta segundos, treinta segundos, treinta segundos. El aire de la sala se había convertido en eléctrico. Daba calambre incluso respirarlo. Por primera vez, entendí de verdad el dolor de una madre cuando se le muere un hijo.Y no lo soporté".
La acción va en aumento como pasas las páginas, el ritmo no declina en ningún momento. Las incógnitas planteadas van encontrando su respuesta, así que procuras leer con rapidez, acompañas a la inspectora jefa Arén en su ir y venir, en su sube y baja, en su carrera contrarreloj para localizar a unos niños cuyas familias los esperan en casa, con el miedo rozándote la piel y cruzando los dedos para que sea el mejor de los desenlaces, pero ese desenlace que encontré no me lo esperaba, ha sido sorpresivo y, en definitiva, no tan dulce.
"Nicolás desapareció un 16 de junio. Se esfumó. Estaba en un sitio y ya nunca más estuvo. Ni en ese sitio ni en ningún otro conocido. Al principio fue un niño, solo un niño más, que se había perdido. Como tantos otros cada día. Pero pasaron los minutos y el sobresalto se volvió angustia. Pasaron las horas y la angustia se volvió drama. Nico seguía sin aparecer. Su madre lo llevaba de la mano por un centro comercial del extrarradio de Madrid. Para cuando se dio cuenta, su mano no sujetaba a la de su hijo. La miró extrañada, con la palma bien abierta, como si eso fuera imposible. La mano de Nicolás estaba allí. Ella habría jurado que estaba allí una milésima de segundo antes. Y tenía que seguir estando allí en ese momento.Pero no. No estaba".
No a todos los lectores les gustan este tipo de libros, la verdad es que yo no tengo un género predilecto, no me decanto en específico por la novela negra, romántica o juvenil, simplemente si me interesa, entonces lo leo, de ahí que haya decidido leer esta novela y para nada me arrepiento, realmente me ha parecido una excelente lectura, aunque me haya dejado una extraña sensación de pesadumbre que me va acompañar por un par de días más, pero es que hay libros así, que se meten en la piel del lector, de ahí que me atreva a recomendarlo al cien por ciento.

En conclusión: Un libro debut con una historia vibrante, llena de crudeza, adictiva, con descripciones muy buenas y una narración que, aunque sencilla, resulta precisa y transmite mucho al lector. Uno de esos libros que no puedes soltar hasta terminarlo, que te envolverá por completo y cuya historia se te meterá tanto en la piel, que te provocará escalofríos. 

Mi puntuación:
4.5/5
MUY RECOMENDABLE
--------------------------------------------------------------

Sobre el autor (a): Carme Chaparro (1973), es una escritora, periodista y presentadora de televisión española. Fue redactora de diversos programas de televisión y también trabaja como presentadora; además, de igual forma es redactora en diversos blogs y es colaboradora de revistas. Fue la ganadora del Premio Primavera de Novela 2017, por su primer libro "No soy un monstruo".

Lila Tenorio.

jueves, 31 de agosto de 2017

RESEÑA "HASTA QUE EL VIENTO TE DEVUELVA LA SONRISA - ALEXANDRA ROMA"


Título: Hasta que el viento te devuelva la sonrisa.
Autor (a): Alexandra Roma.
Editorial: Plataforma Neo.
Fecha de publicación: mayo 2017.
Número de páginas: 568.
Compra en: Amazon (papel o Kindle) / Gandhi (eBook) / Porrúa (eBook) / Plataforma Neo (papel) 

SINOPSIS

¿Qué pasa con la reina del baile cuando termina el instituto? April lo tenía todo: el chico de sus sueños, una beca para una prestigiosa universidad y un prometedor futuro en Nueva York. Pero a veces la vida golpea y zarandea, y solo hicieron falta dos faros cegadores y un hombre desesperado para que le arrebataran su soñado final de cuento de hadas. Tras el trágico accidente, su presente está en ruinas y April se aferra a los recuerdos y a un futuro incierto. Sin embargo, justo cuando menos se lo espera, regresa un fantasma del pasado. Alguien que se ha roto y recompuesto tantas veces que puede tener la fórmula para que ella también lo logre.

MI OPINIÓN
(Sin spoilers)

"Hasta que el viento te devuelva la sonrisa" es un libro del cual he leído varias reseñas, la gran mayoría favorables, razón por la cual me decidí a leerlo, ello a pesar de que la sinopsis resulta algo engañosa y te deja pensando, en primer momento, si no se tratará de un libro con personajes que caen en los clichés y que no traerá nada nuevo.

Este libro es el primero que leo de la autora y erróneamente pensé también que era su primer libro publicado, aunque después de investigar un poco su biografía (siempre lo hago antes de empezar a leer un libro), ahora sé que este no es el primero, y creo que, después de leer esta novela, tal vez siga leyendo su trabajo.

En esta novela son tres los personajes principales: April, Sam y Sebastian, los capítulos están narrados en primera persona, en la primera parte por April, después interviene Sebastian y para concluir los capítulos se intercalan entre uno y otro, teniendo Sam una pequeña aparición, pero concluyo que los tres personajes guardan una misma relevancia.

El tema que es tocado en "Hasta que el viento te devuelva la sonrisa", no es fácil de manejar, la sinopsis nos da una muestra clara sobre de qué va el libro, el tema principal es la pérdida, se intenta retratar la realidad de una vida que algunas veces puede ser muy dura, pero esto no significa que tenga su lado bueno y pueda traer también felicidad. 
"Tan solo es necesario que unos ojos no se abran, aunque supliques hasta perder la voz, para que la realidad te ponga un ejemplo práctico de cómo un segundo es capaz de cambiar la existencia de una persona de manera irremediable".
Es una historia que está plagada de emociones: amor, felicidad, tristeza, melancolía, anhelo, frustración, derrota; en un principio conecté con los personajes hasta el punto de que al leer determinados pasajes se me hizo un nudo en la garganta.
"Hay lugares que nos eligen a nosotros. Sitios comunes que no podemos ni sabemos manejar. Espacios que para el resto del mundo pasan desapercibidos y para algunas personas se convierten en el eje de los acontecimientos que marcan su existencia y su personalidad. Un rincón en el que sientes tu cuerpo y tu cabeza diferentes, que te llama, que te habla".
"Estaba girado en dirección a la ventana. Lo miré a la cara, humedecí mis labios y, retirando un poco el tubo que llevaba adherido a la boca, lo besé con delicadeza y cuidado, cuando lo que más necesitaba era hacerlo con agonía, con fuerza, con determinación. Notar cómo su piel, que siempre había sido suave, estaba seca, fue un nuevo golpe, un latigazo que bien podría haberme hecho gritar si no hubiera estado acostumbrada a vivir permanentemente con ese dolor asfixiante a la altura del pecho". 
Otra cosa que disfruté de este libro son las menciones que la autora realiza de libros, canciones, grupos musicales, películas y series de televisión, me identifiqué porque las conocía y la gran mayoría forman parte de mis gustos, así que cada vez que era citada alguna sonreía por la coincidencia.

La narración no es tan sencilla como debería esperarse de una novela que está destinada a un público juvenil, no digo que se incluyan palabras cuyo significado esté fuera de nuestro alcance, sino más bien que la autora trató de introducir oraciones muy elaboradas, demasiado adornadas, y me costó conectarlas con los personajes, simplemente me pareció poco creíble que un chico o una chica pudiera expresarse de tal manera a la edad que tenían en la historia, y no creo que esto sea para todos los gustos; no obstante, hay muchas frases que me han gustado, que son buenas y que hacen reflexionar.
"Días. Momentos. Segundos. Nos creemos invencibles. Pensamos a largo plazo. En ocasiones nuestra cabeza vaga más en el futuro que en el presente. No nos damos cuenta de que son los pequeños instantes, los insignificante, los que marcan el resto de nuestra existencia, lo que nos transforman en un“seremos” fruto de nuestros actos, nuestras vivencias, nuestras elecciones. Sin embargo, no todo es azar. La experiencia lleva la batuta de nuestra particular orquesta vital. Y es que, aunque suene metafórico, hay acontecimientos que nos lanzan de lleno al cielo y otros que nos entierran en un infierno del que, por más que te esfuerces, resulta prácticamente imposible salir hasta que unas manos tiran de ti".
Comencé este libro con muchas expectativas, en un principio me pareció que la historia iba muy bien, pero va en declive conforme van pasando las páginas, cuando llegué a la página 400 ya estaba algo desconectada de los personajes por lo que lo abandoné varios días, y cuando lo retomé lo único que tenía en mente era terminarlo de una vez sólo porque quería conocer su desenlace, aunque ya no me tenía tan enganchada; además, me pareció que los personajes sí caen en muchos clichés.

En conclusión: Un libro cuya lectura disfruté a momentos, que tiene una historia que en general es buena y tiene frases que no dejan indiferente; sin embargo, el lenguaje utilizado por la escritora, aunado a la extensión de la obra me pareció un desacierto; además, los personajes no me convencieron del todo, motivo por le cual no me dejó al cien por ciento satisfecha.


Mi puntuación:
3/5
BUENO
--------------------------------------------------------------

Sobre el autor (a): Alexandra Roma (1987), es una escritora, periodista y guionista española. Ha trabajado en diversos medios de comunicación como la agencia Europa Press o Vallecas Digital y Digital Alcorcón (como redactora jefe de Cultura). Especializada en el género romántico, su primera novela de esta temática se publicó en 2012 bajo el título de "Sangre y corazón", que recoge una historia de amor en plena Segunda Guerra Mundial entre un judío y una asesina nazi. Ha publicado también "Un océano entre tú y yo", "Aura cambia las zapatillas por zapatos de tacón", "Aura tira los tacones y echa a volar", por mencionar algunos.

Lila Tenorio.